Paco Rabanne; ese hombre y el Milenarismo

Hace unas horas, repasando notas sobre los diferentes temas sobre un hipotético “Fin del Mundo” tal y como lo conocemos, me topé con muchas profecías que se han dado desde la Edad Antigua para adivinar tanto el comienzo de los tiempos como el fin de los mismos. Este tipo de teorías tuvieron gran auge en la Edad Media debido al concepto cristiano del tiempo lineal. Todo debe tener un comienzo y un fin. Pero claro, como los cristianos son herederos en sus escritos también del mundo grecorromano, después de ese fin -el Apocalipsis, según San Juan- vendrá una regeneración de la Humanidad y la segunda llegada de Dios en cuerpo: Cristo. Vamos, lo mismo que el mito de las Edades de Hesíodo pero perfeccionado para un mundo cambiante que ya se atisbaba en el siglo I d.C. con el surgimiento de esta nueva religión.

Repasaba esas notas y escritos debido a que teníamos que comentar el tema en el programa de Metrópolis FM “La Gran Evasión”, a colación de la entrevista aparecida hace unos días en el dirario “El País” al filósofo Daniel Dennet, en las que este hombre vaticina el fin de la era de internet. Es gracioso porque dice que no quiere ser apocalíptico, pero casi lo consigue.

Ese tipo de teorías, que algunas veces son ciertas aunque solo parcialmente y debemos estar preparados para todo, suelen también partir de la base del miedo del Ser Humano al futuro. Un miedo necesario y que muchas veces se crea de manera artificial para tenernos constantemente atentos a cosas que de otra manera resultarían banales. Pero son teorías que, como vemos tienen seguidores en todas las épocas y para todos los gustos, y a ellas pertenece el movimiento llamado Milenarismo, término creado a posteriori del miedo al año 1000, y que volvió a surgir al finalizar el siglo XX -¡el milenarismo va a llegar!-. Mientras que en la Edad Media, autores como Abbon de Fleury anuncian que el mundo va a acabar en torno al año mil, ya que en el año 992 había coincidido el día de la Anunciación con el Viernes Santo -27 de Marzo-; o unos años antes Bernardo de Turingia, un eremita de origen alemán decía que se aproximaba el fin de los tiempos, con respecto al año 2000 surgieron muchas teorías las cuales tienen en parte su culminación en el famoso calendario maya y el 2012 -baste recordar que muchas de estas personas no tenían en cuenta que nuestro calendario se modificó en 1585, comiéndose los diez días que el calendario de Julio César llevaba de más en este tiempo-. Mención aparte merece el famoso “Efecto 2000”, esa confabulación de elementos que haría que todos los ordenadores del planeta fallaran al mismo tiempo, provocando un caos mundial. Bien, nada de esto ocurrió. Y podríamos seguir hablando de teorías y visionarios. Unos visionarios a los cuales ya les vemos los trucos en el Antiguo Testamento cuando repiten supuestas visiones proféticas para temas diferentes. Incluso hubo personas que se suicidaron al llegar el famoso año 2000 -último año del siglo XX y no primer año del siglo XXI-.

Entre esos nuevos “Jeremías” apareció con fuerza la figura de nuestro amigo Paco Rabanne. Él, un hombre importante dentro del mundo de la moda, acaparó portadas y páginas de revistas y periódicos diciendo que en Agosto de 1999 la MIR -aquella famosa y bien construida estación espacial-, iba a aterrizar sobre París provocando el caos en toda Europa. Incluso recuerdo informativos especiales de algunas cadenas de televisión españolas enviando gente a París para cubrir la noticia. Por desgracia, el bueno de Paco tuvo que retirarse durante un tiempo de la farándula debido a que su predicción no llegó a buen término, pero eso no le ha impedido seguir lucrándose a costa de personas como el que escribe, enamoradas de su fragancia “Black XS”.

Seguimos impacientes buscando un fin para este mundo que, según Beda el Venerable, en el año 800 -coincidiendo con la ascensión total de Carlomagno al poder- llegaría a los 6000 años. Muchos han escrito de la edad del mundo, desde el nombrado Hesíodo a Stephen Hawking, pasando por San Isidoro, Dionisio Exiguo, Beato de Liébana. El hombre como especie siempre se ha preguntado de donde venimos y hacia donde vamos, tal vez las mayores cuestiones y las más antiguas jamás planteadas y que, de momento siguen esperando en parte una respuesta.Imagen

Anuncios

Un comentario en “Paco Rabanne; ese hombre y el Milenarismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s