Miradas del pasado

Imagen

 

Algunas miradas nos dicen muchas cosas sobre la persona o personas a las que estamos observando. Cuentan historias sobre su tiempo, modos de vida, pensamientos. Historias que si sabemos mirar más allá, nos dicen que, tras una pintura o una escultura se esconden muchas veces vidas de personas que han transitado por donde nosotros lo hacemos; o que han visto cosas que nosotros ni podemos imaginar.

Ese sentimiento me pasa cuando miro a los ojos de pinturas como la que podemos ver en la imagen de arriba. Se trata de uno de los rostros de “El Fayum”, la famosa necrópolis egipcia de época romana, de la cual tenemos restos como este esparcidos por toda la geografía global. Son miradas que intrigan, de personas jóvenes y no tan jóvenes que, tras algún accidente o enfermedad inesperada, dejaron este mundo para llegar a un sitio desconocido, pues en las decoraciones de sus vendas podemos ver símbolos de las religiones egipcia, griega y romana. Muchos autores han intentado descifrar de dónde vendría esa moda, que se da sobre todo a partir del reinado de Tiberio (14-37 d.C.) pero que, según Lorelei Corcoran, en su maravilloso estudio titulado Portrait mummies from roman Egypt, tendrían gran influencia de la cultura helena. Una cultura que aparece dentro de ese Egipto faraónico cuando el gran Alejandro lo conquista en el último tercio del siglo IV a.C.

ImagenLa primera y de momento única vez que he observado cara a cara estos rostros fue en el Museo de El Cairo, hace aproximadamente unos diez años. Era un estudiante de segundo año de carrera que había tenido la inmensa suerte de engancharme a un viaje de intercambio a nivel mediterráneo, gracias a una familiar cercana. La experiencia general fue maravillosa, compartiendo vivencias con personas de seis países diferentes, con todo lo que eso conlleva. Pero, aparte de esas vivencias hubo dos momentos que me marcaron principalmente: el primero fue el poder ver, tocar y sentir las pirámides. Eran unas construcciones que, al gustarme la Historia, me habían fascinado desde niño, como a tantos otros. Pero esa sensación de estar en un sitio donde tantas historias y tantos personajes han pasado, es asombroso. Apabullante. Alejandro, César, Napoleón y tantos otros, posiblemente habrían tenido la misma sensación pues, somos personas y compartimos rasgos comunes. Nunca me cansaré de repetirlo.

Obviamente, la segunda experiencia fue el encontrarme, en una esquina del piso superior, casi sin querer, cerca de los magníficos restos encontrados por Carter en la tumba de Tutankamón, una vitrina con unos quince rostros mirándome, en silencio. Contándome una historia, la suya. Hablando sin decir nada, con sus ojos clavados en todo visitante que se pare a observarlos. Son, o mejor dicho fueron, personas reales. Personas con un modo de vida muy distinto al nuestro, una manera de vestir, de pensar, de respirar el tiempo que les vio vivir y morir. Algunas conservan sus nombres todavía, y podríamos llamarles: Hermione, Baaladar, Eudaimon, Dion. Puedes invocar a la diosa Isis para que te los muestre. O a Serapis, Júpiter, Hermes. En su tiempo tenían tal mezcolanza de culturas y religiones que, como he comentado anteriormente, podemos hallar tanto dioses egipcios como griegos y romanos. Incluso si nos acercamos lo suficiente, podemos oirlos y ver en qué gastaban su tiempo: juegos, trabajo, estudios. Acercarse a los retratos de “El Fayum” es acercarse más que nunca a la vida cotidiana de una parte de la sociedad egipcia-romana y nos ayuda a comprender mejor a las personas que la formaron, e incluso podemos, con un poco de imaginación, verles pasear por Gizah, admirándose de lo que sus ascendetes habían sido capaces de hacer. Esa es, en deinitiva para el que escribe, una de las grandes esencias de la Historia. Dar a entender que las pirámides o el Panteón de Agripa, no son solamente edificios ni piedras aglutinadas. Son vida.

 

 

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s