Errores “trimilenarios”

A todos nos gusta quedar bien con los visitantes de fuera contando historias inverosímiles pero que muchos se creen, y a todas las ciudades les gusta tener un pasado glorioso que es aprovechado por el político de turno, siempre que pueda para justificar alguna acción. Digo ciudades como podrían ser regiones, países, continentes…

El tema de hoy es el de un supuesto que se da en muchas partes del mundo, en muchas ciudades conocidas por todos, como Roma. La única diferencia es que mi ciudad todavía se encuentra en el estadio primerizo, crédulo, del niño al que le cuentan el cuento de los tres cerditos y se piensa que los cerdos pueden hablar y que los lobos destruyen casas. Llevo pensando en este tema desde hace varios años, cada vez que he visto escrito el nombre “trimilenaria” para referirse a la antigua Carthago-Noua o Krt-Hdst, mi ciudad. Y desde que comencé la universidad, hace unos cuantos años, con más fuerza, porque lo veía incluso en las marquesinas del bus y pensaba “joder, para mí que la fundó Asdrubal en el año 228 a.C. aproximadamente”, pero claro, al verlo en toda la publicidad de la ciudad y con tanta seguridad…eso es porque algún experto de verdad se lo habrá dicho, habrá yacimientos arqueológicos en las inmediaciones de la ciudad o incluso en el casco antiguo que nos hablen de ese asentamiento primigenio. Pues no. Ay de mí, pobre iluso, cuando leyendo un magnífico libro de las fuentes antiguas escritas sobre la ciudad de Carthago-Noua escrito por mi antigua profesora la Doctora Conde, en primero de carrera, vi que era todo una farsa, como sentía en mi interior pero no me atrevía a exteriorizar por miedo a que algunos talibán de los que se las dan de historiadores cuando la universidad la han pisado poco -que por aquí abundan y te dicen que como has estudiado en Murcia no tienes derecho a hablar de la Historia de Cartagena porque te han comido la cabeza-, la pagara conmigo con ese hablar tan “dulce” del cartagenero “bordesico” (sic. borde, cabroncete).

Resulta que todo el lío de los supuestos tres mil años de historia de Cartagena venía de antiguo…de muy antiguo. Hubo un escritor llamado Silio Itálico, que narró en verso, en época de los Flavios (finales del siglo I .d.C.) una “historia” de las Guerras Púnicas, y al hacer un catálogo de las ciudades púnicas de Hispania, al llegar a Carthago-Noua (L. III, 368) dice lo siguiente:

 

“Cartagena, fundada por el antiguo Teucro, ofrece sus guerreros”

(La guerra púnica, Silio Itálico, ed. AKAL, 2005)

Si indagamos un poco sobre la figura de Teucro, resulta que es un personaje mitológico, posiblemente inventado por algun autor anterior a Silio, que siendo expulsado por su padre, rey de Salamina habría llegado a la zona y habría fundado la ciudad, en torno a los años en los que acaba la guerra de Troya. ¿Casualidad? No, ni mucho menos. Es un tópico que muchos autores antiguos cojan a héroes mitológicos para darle caché a las ciudades de las que hablan cuando las están describiendo. De esta manera se da un nuevo motivo por el cual Roma en este caso, tendría que conquistar la ciudad. Se exagera la importancia de la misma -que al ser la base militar púnica en la Península no hacía falta, pero ya sabemos lo de las licencias de autor,etc-. Es lo mismo que habría hecho Polibio en el siglo II a.C. cuando se refiere al primer asentamiento de Carthago-Noua como “Mastia tartessiorum”, cuando todos sabemos que Tartessos estaba más o menos en el lado opuesto, esto es, en la zona de la actual Andalucía Occidental. También debemos coger, para explicar este tipo de narración, la parafernalia que monta Virgilio en su Eneida para intentar casar la Guerra de Troya con la fundación de Roma cogiendo a Eneas como ejemplo, narración esta también mítica y que pudiera haber servido a Silio Itálico de inspiración.

Sabemos que en Cartagena, en algunas excavaciones arqueológicas han aparecido restos de fondos de cabañas de los siglos VI-III a.C. con piezas anteriores a la llegada de los púnicos,pero claro, eso nos daría una cronología de 2400 años y no de 3000, con lo que no nos quedaría bien en nuestra publicidad y fastidiamos al diseñador gráfico y al publicista. Los números que no son redondos, no quedan bien en las imágenes corporativas.

teucria

 

Anuncios

Un comentario en “Errores “trimilenarios”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s