Palacios en el aire: Asdrúbal y su “casica” cartagenera.

Hace un par de semanas la noticia del supuesto hallazgo del “Palacio de Asdrúbal” en el cerro del Molinete de Cartagena (Murcia) se convirtió en viral dentro de las páginas que en redes sociales se dedican a la Arqueología, Historia Antigua y a la Historia en general, creando unas expectativas sobre el mismo edificio que ya han calado hondo en una sociedad que está ansiosa por conocer los “misterios de la Humanidad”.

Noticia del periódico ABC que se hace eco de la publicación del libro, con un titular cuanto menos, inquietante.

Noticia del periódico ABC que se hace eco de la publicación del libro, con un titular cuanto menos, inquietante.

Además, la noticia viene avalada porque se produce a raíz de la publicación de un libro titulado El magnífico palacio de Asdrúbal en Cartagena (Cerro del Molinete), editado por la Real Academia de la Historia y a un “módico” precio de 50€.

El problema, como se ha planteado en el primer párrafo estriba lo rápido que se propagan las noticias por internet -hecho que tiene cosas muy buenas pero cosas muy malas también-, y ya han arribado a la ciudad los primeros turistas que han preguntado: “Oye, ¿dónde está el palacio? Yo solo veo piedras”.

Bien. En primer lugar, a todos nos gustaría que Polibio, el autor griego que primero describió la ciudad de Carthago-Nova, llevara razón. Pero debemos empezar diciendo que él no afirma que estuviera ahí el palacio, o que existiera dicho edificio. El escritor daba a entender que una persona le había contado que alguien le había dicho que ahí, en tiempos de los púnicos, Asdrúbal había tenido una casa muy grande, si atendemos a la traducción de Loeb Library, y de palacio suntuoso si atendemos a la traducción de Gredos (Historias, libro X,10.1). De ahí, a suponer que hay un palacio, que es el mayor del Mediterráneo, con un tipo d estructura única en el mundo, va un libro de diferencia. Un libro que he tenido la oportunidad de tener en mis manos, repasar, leer algunos capítulos y llegar a la conclusión de que no es más que una hipótesis sin fundamento científico alguno -no voy a entrar a hablar del autor-.

En segundo lugar, el autor se basa en una serie de percepciones visuales en una prospección que se realizó, según cuenta él mismo, tras dar un paseo y darse cuenta en ese mismo deambular por el cerro, de que allí había algo muy grande. Y el libro se presenta más como un acto de revancha contra otros científicos que como un estudio serio propiamente dicho; de hecho parece más un capítulo de aquella famosa serie de los ochenta, el “Equipo A”, en plan: en 1998, un científico tuvo que desertar del ministerio por una serie de errores que no había cometido. Si algún cantonal lo necesita, ahora trabaja como arqueólogo de fortuna (fundido en negro de la escena acompañado de sonidos de picos chocando contra piedras -como comprenderéis, aquí no valen las balas-).

Entrando en el tema arqueológico, el excepcional trabajo que han realizado desde el equipo del profesor Noguera, ha podido concluir que lo que podemos hoy en día divisar en la cima son los restos de parte de la muralla que los púnicos construyeron en esa zona de la ciudad, y que más tarde fue modificada y vuelta a usar por romanos e incluso, posiblemente, por bizantinos; y en la imagen que podéis ver a continuación, modificada de la original aérea publicada por Noguera, Madrid y Velasco en los Cuadernos de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid, veis el lío a la hora de interpretar todas las fases del cerro, desde los púnicos hasta el siglo XVI.

En la imagen (Noguera, Madrid y Velasco, 2012) modificada para la ocasión, veis en color negro uno de los paramentos de la muralla púnica, con una serie de cisternas para el abastecimiento de los soldados, en rojo los restos del templo de Atargatis, deidad de origen púnico -modificado en época romana-; en verde, lo que se conserva de un templo romano republicano (s. II a.C.) y en azul, parte de la muralla de Carlos V (siglo XVI).

En la imagen (Noguera, Madrid y Velasco, 2012) modificada para la ocasión, veis en color negro uno de los paramentos de la muralla púnica, con una serie de cisternas para el abastecimiento de los soldados, en rojo los restos del templo de Atargatis, deidad de origen púnico -modificado en época romana-; en verde, lo que se conserva de un templo romano republicano (s. II a.C.) y en azul, parte de la muralla de Carlos V (siglo XVI).

Bien es cierto que todavía queda una parte del cerro -la ladera Norte- por excavar en profundidad, pero es una zona en la que ya se centraron algunas excavaciones en la parte baja, y en las que no apareció nada.

Así pues, antes de darle tanto bombo a cierto tipo de noticias, vengan de donde vengan y las escriban quienes las escriban, no viene mal el preguntar a las personas que están, como en este caso, excavando la zona.

El cerro del Molinete es el segundo en magnitud e importancia de la ciudad de Cartagena. En él se han hallado restos desde época púnica al siglo XVIII puesto que, excepto entre los siglos VII-XV, ha estado siempre habitado, convirtiéndose en un barrio popular desde el siglo XVII hasta la segunda mitad del siglo XX, cuando fueron expropiadas gran parte de las viviendas precisamente para realizar excavaciones arqueológicas. Unas excavaciones que casi nunca han parado y que en la actualidad continúan con el proyecto de REPSOL, para unir el ya musealizado “Barrio del Foro” -en él podemos apreciar tres edificios de época romana: unas termas, una plaza para acceder a las mismas y un edificio para realizar banquetes religiosos en honor a Isis y Serapis-, con otros restos ya excavados y que pertenecen al foro mismo: el inicio de la plaza, la subida a la terraza en la que estaría el templo capitolino de la ciudad y la curia o ayuntamiento. Con la importancia que la ciudad tuvo en época romana y con su dilatada historia, no hace falta inventarse historias paralelas que solo sirven para contentar a los amigos de lo imaginario y para alimentar el ego de algunos que se piensan que en su ciudad ha pasado todo. Hay que aprender a salir y ver que en todos sitios ha pasado de todo, que no somos la única ciudad que ha habido en el mundo. Que “no estamos solos en el Universo”.

En la imagen, decumano superior que servía para salvar la altura entre terrazas a la hora de subir al cerro en época romana. Se encuentra ya musealizado e incluso se puede caminar por él.

En la imagen, decumano superior que servía para salvar la altura entre terrazas a la hora de subir al cerro en época romana. Se encuentra ya musealizado e incluso se puede caminar por él.

Anuncios

6 comentarios en “Palacios en el aire: Asdrúbal y su “casica” cartagenera.

  1. Juan pepe cattagonovense dijo:

    La ignorancia te embarga y la envidia te corroe. La vileza por tanto es tu condicion mas estable patan. YO HE LEIDO A POLIBIO. a mi no me engañas.

  2. Juan pepe cartagonovense dijo:

    Siento mi entrada anterior sin dejar razonamientos de mi enfado.ahora lo hago:
    Polibio habla de la inexcusable existencia de un.magnifico palacio… y apostilla que sevun algunos fue obra de Hasdrubal….
    luego se colige que: se puede cueztionar que fuese obra o no punica o de Hasdrubal el “magnifico palacio”. Y tambien es cuestionable la ubicacion de el que nis dice el Magister Negueruela.
    Pero lo que ni es cuestionabke sino afirmacion historica es la existencia real del.magnifico.palacio aqui en Mastia de Tharsis/Nueva Carthago; ciudad caputal regional historica por antonomasia del sureste hispsmo y/o region tartheso-mastiena/carthaginense hispana. Mss tsrde caputsl de la volonia latina: QUINQ y del convento juridico y de la provincia imperial cartaginense hispano-romana. Y tsmbien capital de la España bizantina o provincia de Soania. Unica urbe dos veces capital del imperio de occidente y de oriente. Capital de capitales y donde esta ubicado el Parlamento regional porque somos Diocesis de Cartagena y/o lo que es lo mismo:
    REGION DE CARTAGENA.

    • Muchas gracias por sus insultos anteriores, los cuales demuestran que a los que nos dedicamos a la Historia o la Arqueología, todavía nos queda mucho que enseñar. Eso, como diría aquél “me llena de orgullo y satisfacción” y más siendo cartagenero, de San Antón, para más señas.
      A veces, cuando veo este tipo de comentarios me doy cuenta del daño que en el conjunto de la sociedad de nuestra ciudad, han hecho algunos escritores como Soler Cantó, cuyas palabras, tomadas de autores del siglo XVII-XVIII usted sin duda toma como suyas.
      El pobre Polibio, como se desprende incluso de la traducción al castellano de Gredos, escribía que “según dicen”, es decir, que él no vio el supuesto palacio. Háganse esta pregunta: si el autor en el que todos se basan para decir que ahí está el palacio, que escribió unos setenta años más tarde de la conquista de la ciudad, escribe “según dicen”, con lo que nos está demostrando que él no lo pudo ver…¿cómo son capaces de afirmarlo?
      Para terminar, un único pero a su exposición: viniendo de tan ilustres nombres de ciudades -algunos de ellos inventados- y viviendo en una ciudad que ha sido más veces capital que cualquiera de las del mundo mundial, podría cuidar un “poquico” más su ortografía, que con cada falta muere un gatito de los que salen en los vídeos de facebook.

      Un saludo.

  3. Antonio G. Molina dijo:

    Yo debo ser uno de los agraciados imbéciles que tuvo delante de sus ojos los restos de las paredes de salas geométricas excavadas en la roca del Molinete en su vertiente oeste y sur. Salas de diferentes medidas y composiciones combinadas en terrazas que fueron desescombradas con palas mecánicas enviadas por la Corporación de la Barreiros. La historia la pueden escribir los vencedores pero intentar destruir los restos arqueológicos es sonrojante. Claro, contratando eventualmente a profesionales que anteponen el pan a la verdad, se pueden conseguir las conclusiones que convengan a la parte contratante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s