Cita

El enterramiento de Vix. (siglo V a.e.c.)

Imaginad una noche cerrada de otoño en la actual costa atlántica francesa. La luna no ha hecho su aparición, acurrucada entre las nubes que cubren un cielo sombrío desde hace un par de días. De entre las brumas nocturnas, un sonido hueco de crepitar de antorchas acompaña a la procesión que va tras un carro inmenso, de los que casi no se ven por tierras más al sur. En el carro, el cuerpo inerte de una señora, uno de los personajes más importantes de la población, es seguido por otros soportes en los que encontramos montones de piezas, todas pertenecientes a la difunta. De entre el ajuar destaca una inmensa crátera de bronce, de más de un metro y medio de alto. Las cráteras, que se usan en rituales que tienen que ver con comidas y bebidas copiosas, son propias del mundo griego. Eso significa que la persona a la que sigue la procesión en completo silencio, es un personaje rico e importante.

detalle-cratera-vix-ng

Detalle de un asa de la crátera del enteramiento de Vix, en el que se aprecia la cabeza de Medusa. (Fot. National Geographic)

La comitiva llega a un pequeño montículo donde se ha construido una cámara que servirá de descanso eterno para el cuerpo de ésta señora y todo lo que a ella le acompaña.

Pero en 1953, el equipo del señor René Joffroy, continuando las excavaciones que terriblemente tuvieron que ser cortadas debido a la Segunda Guerra Mundial, dieron con la cámara mortuoria de éste gran personaje que vivió a caballo entre los siglos VI-V a.e.c., dentro del periodo que llamamos de las culturas de La Téne y Hallstatt. Imaginad la cara de la persona que entrara primero a la cámara.

Cuando excavamos una tumba antigua, la sensación que eso nos produce, de conexión cercana con la cultura que estamos investigando, con la persona a la que vamos a devolver del anonimato. No hay palabras para describirlo. Hace unos años tuve la inmensa oportunidad de participar en la excavación de una necrópolis ibérica en las cercanías de Archena (Murcia), datada en torno a los siglos III-II a.e.c. Cuando quitas las últimas capas de mortero y llegas a la fosa excavada hace más de dos mil años, y encuentras todo el ajuar intacto, en su sitio, piensas que nadie ha visto lo mismo que tú y tus compañeros desde aquella noche perdida en la inmensidad del tiempo, cuando las últimas llamas de la hoguera en la que quemaron el cuerpo se apagaban y los restos eran recogidos en una urna.

tumba-vix-uam

Plano de la tumba de Vix. (Fot. UAM)

Esa misma noche es en la que se apagó la vida de la mujer enterrada en Vix, y cuyo cuerpo fue enterrado en un monte para que, aun desde la distancia entre la vida y la muerte, controlara todo lo que acontecía a su alrededor, como testigo de su cultura, costumbres y hechos. Esa tumba está en un importante enclave de conexiones comerciales entre el Mediterráneo y el Atlántico. Este tipo de conexiones suelen sorprender al público en general, pero es tan sencillo como explicarles que nuestras autovías son el último paso evolutivo de esos caminos que empezaron siendo de tierra muchos siglos antes.

Finalmente y tras un periodo de restauración, parte de las piezas fueron expuestas en el Louvre en 1954, y en la actualidad podéis encontrarlas junto con otros grandes hallazgos de la zona en el museo de Vix, del que os dejo el enlace a la página web: http://www.musee-vix.fr/fr/index.php

cratera-vix-louvre-1954

La crátera de Vix en el Museo del Luovre, 1954 (Fot. National Geographic).

Anuncios
Minientrada

Macrino y las batallas de gallos

Breve biografía de Macrino.

En la amplia historia del Principado, al igual que en todos los imperios, han habido grades gobernantes, gobernantes mediocres, algunos impuestos por la fuerza, otros por ellos mismos e incluso, muchas veces otros impuestos por los soldados que los siguen y por los pretorianos. Ese es el caso de Macrino. Un emperador del siglo III d.e.c. para el que contamos, como fuentes principales, con Herodiano, Casio Dión y la Historia Augusta.

El muchacho, impuesto por sus soldados, al igual que varios emperadores del siglo en el que le tocó reinar, estuvo en el poder sólo un año aproximadamente, hecho no por el cual su vida está exenta de hipotéticas vivencias que nos narran los escritores que versaron sobre su vida. Huelga decir lo que siempre, siempre os advierto sobre las fuentes escritas: ellos escriben en un tiempo y con una percepción de lo que les rodea. Algunos, muchos de ellos también escriben varios años después de que se produzcan los hechos y eso les da perspectiva, pero también la oportunidad de escribir lo que les de la gana, como es el caso de la Historia Augusta. Aunque…¿y la de relatos que nos deja?.

Macrino gobernó durante un año, entre la muerte de Caracalla y el advenimiento de Heliogábalo -al que ya dediqué una entrada en el blog-. Un año en el que le dio tiempo a decirle al Senado “keep calm, que yo soy como Marco Aurelio” -hay que ver cómo le gusta  a la gente ser como el bueno de Marco-, e incluso a hacer una campaña contra los partos -lo que le gustaba a los romanos luchar contra los partos, y a los partos luchar contra los romanos-. De esa campaña queda una batalla que no sabré nunca cómo calificar, Nisibis, que lo único que reportó a Roma fue un inmenso gasto en víctimas y dinero con el que pagar a los partos para que se replegaran y no atacaran el limes oriental, ya de por sí debilitado.

Su reinado duró aproximadamente un año, entre abril de 217 y mayo-junio de 218. Cuando leemos las fuentes que se refieren a su reinado, sólo la Historia Augusta es la que se refiere al episodio del que voy a escribir ahora, como pasa con otros tantos emperadores, con lo que lo más seguro es que sea una anécdota inventada para darle empaque, algo de chicha a un gobierno escueto. Herodiano, al igual que hace con otros emperadores, alaba el hecho de que su madurez -nació en Cesaréa en torno al 165 y debía contar con unos 50 años cuando llegó al poder- le haga un buen gobernante, despreciado sin embargo por Caracalla aunque fuera su prefecto del Pretorio (Libro IV, 12.1-2).

¿Qué es una batalla de gallos?

Dentro de la cultura Hip-Hop, la música de dicha cultura es el Rap, que se distingue por un uso del lenguaje normalmente bastante directo y que surgió en los barrios bajos de la ciudad de Nueva York en los años 70 del siglo XX. Una de las características de la música Rap, es el uso de batallas dialécticas de improvisación entre dos raperos que, con el uso de su vocabulario deben vencer a su oponente. Este tipo de acontecimientos se han hecho bastante famosos en los últimos años, llegando a ser promocionados por la marca Red Bull, que creó la Batalla de los Gallos. Pero este tipo de lucha dialéctica se puede ver a lo largo de la Historia, sobre todo de la literatura, con luchas tan famosas como las de Lope de Vega contra Cervantes, Quevedo y Góngora, etc. Y ya en la cultura tradicional o popular lo podemos ver en el trovo y su estilo libre.

cervantes_miguel_2

Macrino y las batallas de gallos.

Si atendemos a lo que el supuesto escritor de la Historia Augusta nos cuenta sobre este caso en particular del reinado de Macrino, parece ser que el señor había llevado una vida relajada moralmente y que, al llegar a ser emperador quiso que lo vieran como una persona rígida y severa (Macr. 11). Quería ser el tipo más duro a éste lado del Rubicón, de lo que se mofaban, parece ser, algunos en Roma.

De entre esas personas se destaca a un anónimo griego que diría lo siguiente:

“Histrión ya de anciano, infame, severo, cruel e injusto

deseó ser al mismo tiempo impío y feliz,

de tal forma que no quiso ser piadoso, aunque sí dichoso,

algo que la naturaleza rehusa y la razón no admite.

Podia, en efecto, haberse llamado piadoso y feliz y haberlo parecido;

pero es impío y feliz, y lo será siempre” (Macr. 11.4)

Obviamente esto no iba a quedar así, y el emperador, tras ver posiblemente los versos escritos en el foro, respondió lo siguiente:

“Si el destino hubiera dotado al poeta griego

de las cualidades que ostenta este granuja latino,

el pueblo y el senado hubieran permanecido en la ignorancia,

y ningún mercader me hubiera dedicado versos abominables” (Macr. 11.6)

Un beef en toda regla. Sí señor. Como el de los Chikos del Maíz a C.Tangana y que en los últimos meses nos ha entretenido a los que seguimos el panorama de la música Rap en España.

Por desgracia la Fortuna quiso que éste magnífico artista en ciernes y cincuentón no pudiera evolucionar en su métrica, puesto que en Mayo del año 218 fue proclamado Heliogábalo como emperador en Siria, y un mes más tarde, Macrino y sus tropas fueron machacados en la zona de Capadocia -para los de la ESO, en Turquía-. Éste “máximo exponente” intentó escapar pero en su huida fue hecho preso, juzgado y ajusticiado, acabando de esa manera tan trágica, propia del gangsta rap, con una de las carreras más prometedoras.

15193704_1256974097719980_3553400905582381645_n