Córdoba huele a flores y frutos vivos que se desparraman como un volcán de colores por toda la ciudad, creando un arcoiris a la vista y al paladar.

Anuncios

Mi visita a Pompeya

Antes de empezar, nota mental: la entrada a Pompeya cuesta 15€ normal/ 9€ reducida, pero el primer domingo de cada mes, el acceso a casi todos los museos y yacimientos arqueológicos de Italia es gratuito. Durante mi último viaje a Italia decidimos ir a Pompeya desde Roma para visitar y admirar el mayor yacimiento del... Seguir leyendo →

Nemi, ¿los barcos de la locura?

Noche estrellada de verano en los Montes Albanos. Al pie de una zona de ésta cordillera se extiende un pequeño lago al que llaman speculum Dianae -El Espejo de Diana-. Dentro del mismo algo se ha estado pergeñando en los últimos años. Dicen que el emperador, dentro de su locura ha ordenado construir unos barcos... Seguir leyendo →

Vamos a realizar un breve viaje a la Roma de 1885. La Via dei Fori Imperiali, ese mamotreto ideado por el ego desmesurado de Mussolini, todavía no existe. Las colecciones de arte que se han ido formando desde tiempos del Renacimiento van tomando forma en algunos de los museos de la ciudad, y además de... Seguir leyendo →

En el Museo Arqueológico de Águilas -siempre recomiendo la visita a cualquier museo, y cuando son de mi región, más- encontramos una más que completa colección de piezas halladas en toda la zona del término municipal de la ciudad costera, y que nos hablan de la extensa y dilatada historia de dicho asentamiento. Desde la... Seguir leyendo →

Anécdotas de un guía de museo. 1.

Comenzamos una serie de vídeos sobre el trabajo del guía de museo, centrados en las anécdotas que nos pasan de vez en cuando al tratar con tantos y tantos visitantes, procedentes de partes tan diversas, cada uno y una con sus ideas preconcebidas. Pero ojo, estas cosas no sólo le pasan a "la gente". Como... Seguir leyendo →

Es curioso el devenir histórico de algunos edificios, los cuales han sido usados en diferentes épocas para cosas similares. Es el caso del anfiteatro de la antigua Noua Karthago -Cartagena-, convertido en el siglo XIX en plaza de toros. Pero en ésta ocasión no se hizo como en Nimes, por ejemplo. Se optó por enterrar... Seguir leyendo →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: